Todo empezó a principios del año 2010 en Venezuela, cuando me encontraba en mi casa ideando la manera de resolver un problema…

¿Cómo hacer que el estudiante domine un tema de estudio en lìnea, sin que el instructor esté presente para ayudarle, corregirle, evaluarlo o felicitarlo?

“Observa bien que digo “domine”, no aprenda, ni estudie”.

El contexto es el siguiente:

  1. Para “Estudiar” algo, la “responsabilidad” es tuya, solo tuya. Tú debes estar automotivada y ser proactivo en ese proceso.
  2. Para “Aprender” algo, debes tener auto-disciplina y la mejor es la Auto-Disciplina “Constante”. De nada te sirve tener las ganas de aprender, si no eres disciplinado ni constante en tu proceso de formación.

Pero, “Dominar” algo, requiere principalmente, “práctica constante”, “asesoría de especialistas” en la materia para ayudarte a elevar tu nivel de compresión de los temas nuevos e inclusive para invitarte a investigar temas que aún no sabes o desconoces. También, requieres un “Marco Estratégico de Pensamiento”, que te permita mantenerte enfocado en tu proceso de transformación personal y un “Plan de Acción”, que te permite lograr tus procesos de Transformación Personal para convertirte en un Especialista de cualquier tema en la vida.

Como se dice en el Coaching,

  • Visión” para saber lo que quieres “SER” en el futuro.
  • Administración” para saber “CÓMO” vas a lograr lo que quieres ser.

Así empezó mi cuestionamiento sobre la forma de crear una plataforma de estudio, que reposara sobre una metodología y no solo en una persona.

Donde, en un futuro cercano y con el avance de la tecnología, las personas pudieran “auto-aprender, desaprender y volver a aprender cualquier tema o contexto de la vida”, sin tener a una persona, instructor o facilitador al lado, diciéndole hacia dónde debe ir o que tiene que hacer, o que laboratorio debe desarrollar, ya que la Metodología AGLE haría eso por el bien y el desarrollo del estudiante de forma inter-dependiente y basado, principalmente, en la mejora contínua del estudiante, del facilitador, del proceso de aprendizaje y también del proveedor de contenido.

Ahora bien…. ¿Qué significa cada sigla del acrónimo A.G.L.E?

  • La A significa Auto-estudio.
  • La G significa Guiado por Facilitador.
  • La L significa Laboratorios Contínuos.
  • La E significa Evaluación Constante.

En los próximos blog, describiré y explicaré la Metodología AGLE con más detalle. Por los momentos, te invito a leer la razón y el orígen del porqué cree esta metodología.


AGLE, como lo llamé en el 2010, reposa en principios humanos y educativos, muy simples y básicamente. Son 4 en total, lo cuales menciono a continuación:

  • Curva del Olvido.
  • Apoyo Asertivo y Positivo.
  • Práctica Constante.
  • Validación Continúa.

Curva del Olvido:

Empecemos con la Curva del Olvido. La cual nos conecta en AGLE, con la A de Auto-Aprendizaje.

Todos, como seres humanos, tenemos “limitaciones” para recordar lo que “leemos, vemos, escuchamos e inclusive hacemos”. Es decir, nuestro cerebro, aunque tiene la capacidad de recordar las cosas, tiene ciertas limitaciones en cuanto a la forma de “almacenar y retener la información que le brindamos”.

En pocas palabras la Curva del Olvido, funciona, teóricamente de la siguiente manera:

  1. Cuando estudias un tema, hoy, al día siguiente recuerdas, en promedio, solo el 50% de lo estudiado.
  2. A la Semana, si no vuelves a estudiar el tema, recordarás menos del 10% de lo estudiado.
  3. A los 30 días, en caso que tampoco hayas vuelto a estudiar el tema, recordarás solo entre el 1% y el 3% de los estudiado.

En resumen, el tiempo sin estudio, evita que recuerdes lo estudiado y la implicación de ello, es que no podrás convertirte en una persona que “domina” algo, solo por estudiarlo “una sola vez”, debido a que una lectura de un tema en el que te quieres especializar o ser especialista, debe estar basado en, primer lugar, "evitar" la Curva del Olvido y en segundo lugar, "ayudarte" a consumir la información de forma modular, incremental y de forma emotiva, invitando a tomar tus lecturas, apuntes y mantener el ritmo de estudio, preferiblemente, de forma diaria o en su defecto, interdiario.

Apoyo Asertivo y Positivo:

Pasemos ahora al siguiente principio, “APOYO ASERTIVO Y POSITIVO”, el cual hace mención a la G de Guiado por Facilitador.

Te invito a responder las siguientes preguntas:

  1. ¿Alguna vez te has sentido “solo” para dar el primer paso?
  2. ¿Alguna vez has sentido la necesidad de recibir una guía u orientación antes de iniciar un estudio a largo plazo?
  3. ¿En algún momento de tu vida has sentido que no quieres un instructor que te diga que hacer, si no un “facilitador” que te muestre como hacerlo mientras te acompaña en tu ruta de crecimiento y lo más importante, que comparta tu metodología de aprendizaje y no la de él?.

Bueno, de eso se trata la implicación de este principio, el que cuentes con un “Especialista en la Materia de Estudio”, un profesional que te guíe, te ayude a entender de forma sencilla los problemas complejos, que te invite a reflexionar mientras incrementas tu nivel de conocimiento y lo más importante, que esté allí, en modo onmi-presente, cuando lo necesites para clarificar tus dudas, las cuales son normales en todo proceso de aprendizaje y crecimiento.

El Facilitador, es el responsable de generar el contenido de fácil consumo, orientado al uso constante de diferentes mecanismos para que tu estudies por tu cuenta y a tu ritmo, es decir, no lo debes esperar a él para recibir la clase, debido a que las clases ya están disponibles, y accesibles en diferentes formatos, desde videos, pasando por lecturas, blogs, post de audio e inclusive sesiones adicionales de webinars o coaching personalizado, para ayudarte a continuar construir tu ruta de aprendizaje.

El objetivo es que seas interdependiente en tu estudio y crecimiento y no “dependiente” del profesor para aprender algo.

Al final del día, el Facilitador, no es el dueño del “conocimiento”. El conocimiento es “libre” y tu facilitador está allí, para hacerte crecer, a través del de la entrega de contenido fácil de estudiar, el uso asertivo de nuevas herramientas tecnológicas para garantizar tanto el cumplimiento del proceso de aprendizaje como la transferencia de conocimientos.

Como nota, fundamental, este principio, representa lo “opuesto” a la educación tradicional o Educación Prusiana, donde debes ir a clases, a la misma hora, bien temprano, esperar al profesor a que saque sus láminas, y en un tiempo específico lo oyes y tomas apuntes, si tienes suerte; entre otras características “obsoletas” de la educación tradicional.

Como alternativa a la educación tradicional, tenemos a la “Educación al Revés”, la cuál plantea un modelo alternativo, eficiente y enfocado en el objeto de conocimiento, haciendo uso de Tecnologías Avanzadas como la Internet, el Video, la Voz sobre IP y la Inteligencia Artificial, la Robótica, entre otros.

Ahora bien, este modelo alternativo, enfocado en la transferencia de conocimiento a través de datos digitales, también requiere de un “especialista en un tema”, aunque, normalmente conocido como “profesor”, este “facilitador, mentor, coach” de conocimiento debes estar 100% enfocado y orientado a potenciarte y no solo a enseñarte. Esto es lo que profesa la Metolodogía AGLE, un modelo diferenciado de aprendizaje y transferencia de conocimiento, en concordancia con la “Educación Al Revés”.

"Si tu tienes acceso a la data para aprender, lo podrás hacer a tu ritmo, utilizando los videos y guías de lectura, los laboratorios, las evaluaciones y las dinámicas sociales para compartir conocimientos y no para evaluar conocimientos”.

Tu conocimiento no depende de un salón de clases ni de un instructor, depende de cuán positiva y asertiva sea la metodología para ayudarte a crecer en conocimiento y no en horas de atención a clases físicas ni en atención a las pocas horas que el profesor tiene para dar físicamente en una clase de tipo presencial en el salón, dentro del modelo Prusiano.

Práctica Constante:

Bueno, seguimos con el tercer principio, “Práctica Constante”. El cual nos lleva al tercer atributo de AGLE, la L de Laboratorios Contínuos.

Estoy seguro que en algún momento de tu vida, habrás escuchado la frase “La Repetición es la Madre de la Especialización”.

"Esto es un axioma de vida. Si quieres convertirte en un Especialista, debes, REPETIR, REPETIR, REPETIR hasta el cansancio".

La repetición te eleva a otro nivel de conocimiento, conocido como EXPERIMENTACIÓN y en el cual, tienes la capacidad de cometer errores, atinar, volver a cometer errores, volver a atinar hasta que el conocimiento y tus acciones, se convierten en una acción “natural”.

Imagina el tiempo cuando aprendiste a manejar bicicleta, a usar los patines, a batear una pelota de béisbol o cuando aprendiste a jugar fútbol, a bailar, a tocar un instrumento. Todas estas actividades fueron aprendidas “haciendo y repitiendo” y durante el proceso de aprendizaje, cometiste errores, los reflexionaste, volviste a actuar hasta aprender la acción de batear, patear, pedalear, tocar, etc.

Thomas Alva Edinson, definió todos sus intento antes de crear la bombilla eléctrica, como : “He aprendido más de 100 maneras de cómo no crear una bombilla”. Te comento que para llegar a la bombilla eléctrica, tuvo mas de 1000 momentos de aprendizaje. Nunca vio esos momentos como fracasos o fallos, todos los vio como momentos de repetición, y experimentación donde, de cada momento, obtenía un aprendizaje y donde sabía que con cada momento se hacía más especialista en ese contexto de investigación.

Para cerrar, este post, vamos al cuarto principio de mi metodología AGLE, el principio de la "Validación Constante", el cual se encuentra en la E de Evaluación Contínua.

Validación Constante:

Históricamente, las Evaluaciones han sido una pesadilla para la mayoría de los estudiantes durante su tiempo de estudio en la escuela y hasta en la universidad.

Esto se debe, principalmente, porque han sido “momentos únicos de evaluación del conocimiento”.

Es decir, por un largo período de tiempo, se te solicita estudiar varios temas, y en un día específico, se te evalúa “todo”, asignándote un puntaje en una escala de valor y esa escala indica no solo si pasaste, también indica tu nivel de “intelectualidad”.

Sin embargo, para la gran mayoría de los estudiantes, ese conjunto de temas que serán evaluados “al final”, y donde la Curva del Olvido, el Apoyo Positivo y Asertivo y las Prácticas Prácticas Constantes, juegan literalmente, en su contra, debido a que no fueron consideradas o se han dejado en responsabilidad plena del estudiante, (cosa que considero un error) y los obliga a estudiar un día antes o peor aún, 30 o 15 minutos antes del exámen, para tratar de terminar de entender un tema que no has logrado comprender o para obtener una calificación que, quizás, te permita recibir el atributo “PASS”.

La realidad es que solo, la Disciplina Constante, la Modularidad de entrega de información, la Construcción del Conocimiento a través del hacer constante y las prácticas, así como la Evaluación contínua, son la manera como uno se transforma en un Especialista de “algo”.

Entonces, cierro con estas palabras de reflexión…

No es un examen final lo que te convierte en ESPECIALISTA. El examen solo valida que tienes puntaje sobre un tema específico. Lo que te convierte en verdadero ESPECIALISTA en un tema, es el “dominio del conocimiento, aprendido, validado y confirmado en la práctica durante un marco de tiempo”.

En otras palabras, la práctica constante, el apoyo especializado recibido durante tu proceso de crecimiento y el acceso a recursos, fácilmente consumibles y entendibles, son los catalizadores y garantes de ir dominando cada “pedazo” de conocimiento a través de evaluaciones continuas incrementales, hasta lograr una transformación, sin que ello este asociado directamente a la aprobación de un examen final.

“Siempre menciono a mis estudiantes, que el examen de certificación puede que te certifique, pero no te hace especialista, ya que la especialización es el viaje, mientras el examen es la descripción de la bitácora de ese viaje. Puedes copiar la Bitácora, pero no puede copiar la experiencia de transformación vivida en el viaje”.

En resumen, la idea es ir construyendo una casa, día a día, bloque a bloque y que vayas observando y aprendiendo de ese conocimiento, evitando construir la misma casa de un día para otro o sin el acceso a los recursos adecuados o peor aún en la ausencia de una Metodología que te permita crecer y evolucionar constantemente.

Vivimos en tiempos de Convergencia de Tecnologías Avanzadas, donde el que llega primero, con el conocimiento válido y asertivo, se queda con todo.

Saludos y éxito

Jesús Espinoza

The House of Routing